En Quercus, producimos todo a mano (a excepción de un pequeño motocultor). Nuestra misión es producir generando el menor impacto medioambiental posible, por lo que no usamos tractores para reducir el consumo de combustibles fósiles.

No usar tractores y no labrar el suelo constantemente también nos permite conseguir un suelo muy fértil y poco compactado que produce plantas saludables y alimentos ricos en nutrientes.

Seguimos estrictamente las prácticas de producción ecológica, no utilizamos pesticidas ni ningún tipo de fertilizantes de síntesis química.

En todas nuestras decisiones tenemos en cuenta la salud del suelo, los polinizadores, la comunidad de la que formamos parte y el ecosistema que habitamos.

Todos los productos o materiales que usamos son reciclables, reusables o compostables, para cerrar los círculos de producción con el menor impacto y la menor cantidad de residuos posible.

×